Flavia Martini
Contrastes

Lo más sorprendente es que Flavia comenzó a pintar como si ya lo hubiese hecho desde hace muchísimo tiempo, demostrando una vez más que la pintura es el reflejo de la vida misma, más allá de formalidades y convenciones estéticas. Su obra es intensa en todo sentido. Los colores y la materia condensan energía como marca de identidad, desplegada luego en un prolífico caudal de formas a veces apenas contenidas por la superficie de la tela, toda una corriente orgánica y vital que la artista ha tenido la valentía de dejar fluir a través de sus pinceles.


Juan Astica, Abril 2015

Cuador Eugenio Ottolenghi