MELE
.

Esta exposición aborda la obra de Juan Melé desde una visión más específica luego de un relevamiento de toda su obra (pinturas, relieves, esculturas, grabados y dibujos). En esta ocasión se seleccionó parte de su producción que abarca las obras históricas del 40 y 50, y de las décadas del 70, 80, y 90. A medida que me fui acercando al universo del artista, su taller y sus escritos, me encontré con bocetos y estudios previos de gran belleza, los cuales decido incluir en la exposición, de manera tal que abarque todo el proceso de trabajo de Juan. Otorgándole de esta forma un carácter didáctico en donde el espectador pueda disfrutar del trabajo del artista desde el momento en que plantea el boceto hasta su concreción en la tela.
Juan Melé nació el 15 de octubre de 1923 en Buenos Aires, hacia 1942 ingresa a la Escuela Nacional de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón”. Posteriormente se acerca a la Asociación Arte Concreto Invención formada por Maldonado, Hlito, Lidy Prati, Manuel Espinosa, Enio Iommi y varios artistas más, sucediéndose entonces las exposiciones colectivas del grupo que marcaron el punto de partida de esta nueva emergencia vanguardista. Es en esa misma época que se suceden las declaraciones de principios a través de los textos de la famosa revista Arturo, así como de numerosas intervenciones en diferentes medios, artículos, declaraciones, muestras y panfletos, que de diversas formas ponían en acción los principios de una práctica vanguardista que signó al Movimiento de Arte Concreto Invención como la vanguardia de los años 40.
El desarrollo de su obra está caracterizado por la bidimensionalidad de los planos y la vibración de los colores, tanto en la obra pictórica como en los relieves y esculturas. Desde la década del 40 hasta sus últimos trabajos Melé propone una estética no figurativa, que se aleja de los conceptos miméticos del arte, y donde el plano, la línea, el color y la luz, se conjugan otorgándole una fuerza compositiva muy característica de este artista, que consagró su vida y su obra a la creación de una estética muy personal la cual que le permitió formar parte de las más importantes colecciones de nuestro país y del extranjero , y recibir los más grandes reconocimientos (En 1997 recibe el Premio Trabucco, en 2003 el Primer Premio Salón Nacional y en 2005 el Gran Premio de Honor del Salón Nacional, entre otros).

Sergio Alejandro Artola
Julio 2015